Préstamos a corto y largo plazo

Si estás pensando en solicitar un préstamo, quizá te hayas preguntado qué conviene más: un préstamo rápido a corto o préstamo personal a largo plazo.

Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, y dependerá de tus circunstancias personales en ese momento saber por cuál deberías decantarte.

Los créditos rápidos a corto plazo

Hay distintos tipos de préstamos rápidos a corto plazo, con el factor común de mantener una duración inferior a un año.

Este tipo de préstamos urgentes suele tener un tipo de interés más elevado y suele tratarse de cuantías moderadas o bajas, ya que en caso contrario las cuotas de devolución serían muy elevadas, por lo que el nivel de endeudamiento sería peligroso.

Estos créditos suelen solicitarse cuando ha surgido un imprevisto que requiere liquidez inmediata, como pueden ser una avería en el coche, una pequeña reforma, gastos escolares, etc. No están indicados para situaciones que requieran una mayor cuantía, como la compra de una vivienda, adquirir un coche nuevo, etc.

En el caso de las empresas, recurren a este tipo de préstamo cuando estiman que, a partir de la inyección de capital, van a conseguir un beneficio económico mayor de lo que va a costar el préstamo.

Créditos rápidos

Se trata de préstamos a devolver en un plazo muy corto, como puede ser una semana, un mes o dos. Normalmente son cuotas de pago único, con un interés elevado. Se suele recurrir a ello cuando se prevé que se podrá retornar sin problemas, por ejemplo, cuando se cobre la nómina, se reciba el pago de unas facturas pendientes, etc.

La tramitación suele ser sencilla y los requisitos mínimos. Pueden ser cantidades pequeñas como 300 o como mucho unos 1200 euros.

Línea de crédito online

corto y largo plazoLas líneas de crédito son un flujo variable de capital. El cliente puede ir solicitando financiación a medida que la necesita. Esto se da principalmente para autónomos y empresas. Suelen tenerse que justificar las partidas de dinero que se solicitan.

Financiación urgente

Es posible solicitar una financiación a corto plazo, para comprar o servicios, como puede ser la factura de un dentista o la compra de electrodomésticos.

Las financiaciones que no incluyen intereses suelen tener una extensión máxima de doce meses. Son las propias empresas y comercios las que ofrecen tramitar el cobro aplazado para facilitar la venta.

Los préstamos online a largo plazo

Hablamos de créditos online a largo plazo cuando su duración es a partir de un año. Los préstamos personales pueden tener una duración máxima de hasta 8 años.

El factor determinante para solicitar un préstamo a largo plazo suele ser la cuantía, los intereses y la capacidad de retorno de la deuda, es decir, en cuánto tiempo la podemos devolver.

Hipotecas

Los créditos hipotecarios suelen solicitarse para la compra de la vivienda habitual o secundaria, para un inmueble comercial o de otro tipo. También pueden solicitarse para reformar la vivienda o para hipotecar una propiedad sin cargas para obtener liquidez.

Además de la garantía del propio inmueble se requieren otros avales, como ingresos regulares o avalistas. Puede extenderse por décadas, y el tipo de interés suele ser muy inferior a cualquier otro crédito.

El tipo de interés también puede variar de interés a tipo fijo o a tipo variable.

Préstamos personal

Un préstamo personal puede pagarse hasta en ocho años (incluso más). El tipo de interés es muy superior que en el caso de un préstamo hipotecario y el importe es variable, y depende de la entidad.

No se recomienda pedir este tipo de préstamos para un imprevisto o un gasto no necesario. Normalmente la cantidad puede superar los 30000, y los intereses hacen que las cuotas sean elevadas, y además se requiere garantías para su concesión.

Préstamo a largo plazo para empresas

Para una empresa es importante financiación. Esto permite implementar mejoras en los sistemas de producción, mecanizar o mejorar la infraestructura y la maquinaria o acondicionar espacios para ofrecer mejores servicios.

¿Qué se necesita para solicitar un préstamo a corto y largo plazo?

Cada entidad crediticia tiene sus propios productos y aplica unas condiciones particulares. Sin embargo, hay una serie de requisitos que se repiten en la mayoría de ocasiones.

  • Historial crediticio: Es posible que se te deniegue un crédito si has tenido problemas para pagar cuotas antes, apareces en listados de morosos, o figuras como titular de otras deudas, ya sean más préstamos o tarjetas de crédito.
  • Ingresos regulares. Pueden ser nóminas, rentas, etc.
  • Garantías: avalistas o bienes que puedan garantizar el pago de la deuda.
  • Capacidad de ahorro. Si tus gastos equivalen a tus ingresos, es probable que no se conceda el préstamo.

Cada compañía tiene sus requisitos. En ocasiones, no importará que tu nombre aparezca en una lista de morosos, como RAI o ASNEF. En otras, tendrás que aportar más garantías para demostrar que sí podrás hacer frente a la deuda y no superar un límite en tu capacidad de endeudamiento.

Los bancos y empresas que ofrecen créditos que se emplean para unificar deudas ya cuentan con que tengas adquiridos préstamos previos, así como pagos por tarjetas de crédito.

Mejorar el historial crediticio

En ocasiones se deniega la financiación a una persona a pesar de poder demostrar unos ingresos regulares. El motivo, probablemente es por tener un mal historial crediticio.

El historial crediticio es una variable que comprobarán cada vez que solicites financiación o un préstamo personal. Algunas de las cosas que perjudican tu historial son retrasos en el pago de préstamos, deudas no saldadas, aunque estés al corriente de pago. Siempre que la cuantía que se debe sea alta, aparecerá reflejado en tu historial crediticio.

Demostrar capacidad de ahorro, tener productos como planes de pensiones y de ahorro e inversión mejora tu historial.

Tampoco los ingresos son garantía de aceptación del préstamo a no ser que se trate de ingresos regulares como una nómina de un contrato indefinido con una antigüedad de más de un año.

Más complicado aquí para los autónomos, y es que tanto para los préstamos a corto y largo plazo, las entidades quieren estar seguras de que podrás hacer frente a las cuotas sin problema.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)